“La gente me ha querido así, auténtica, transparente, real”

Escrito por el agosto 10, 2016

SANTO DOMINGO. Llegó hace dos años con uno de sus coloridos turbantes. En la tarima se descalzó. Cuando abrió la boca y dijo A mi manera, comenzó a triunfar. “Tienes que verla, es única”, me dijo Peter Croe. Este año ganó el Soberano a Mejor Solista. “Diomary La Mala es más buena que el pan”, me dijo hace poco Sergio Vargas de ella.

—¿Recuerdas la primera canción que cantaste aquí en la primera actividad que participaste?

La primera canción que canté en público fue aquí, no era profesionalmente. Fue Ojalá, que es la canción por la cual soy artista, pues fue la que canté en Estados Unidos cuando me fui a vivir, y a petición del público la hice con Félix D’Oleo, que estaba cantando en Nueva York. Ahora, cuando regresé al país, hace dos años, llegué al Bar de los Espejos, y canté A mi manera, que es mi canción.

Con ella cuando fui al relaity Yo canto, en Telemundo, había delante un colombiano con una guitarra. Cuando iba a entrar a su turno le pedí si me podía acompañar en Sí mayor. Me dijo que claro que podía, y cuando me tocó mi turno, lo van a desconectar, él dice que no, que él me iba a acompañar. A partir de ahí todo lo sucedido, de parapelo y lloradera, y todo el mundo erizado, fue más bien por cómo pasaron las cosas.

Eso me ha pasado mucho con A mi manera. Mi fe de mi carrera musical es esa canción, porque mi vida la he vivido así, y esa es la conexión que tengo con ese tema.

—¿Te cambió la vida? ¿Cómo te cambió la vida cuando viniste?

Me cambió la vida porque vine sin pretensiones. Estaba en Puerto Rico sonando en la radio y todo, y vine para acá con tal de dormir en la cama donde nací, crecí, en mi casa. Vine a ver a mi abuela, a tomar café debajo de la mata con mi familia. Yo estaba ansiosa de cariño de verdad, porque estaba rodando mucho. A veces pasar trabajo no significa que estés pasando hambre o te falte dinero.

Hay cosas que no son comprables y son necesarias para vivir, como la seguridad que te da un hogar, la familia. Buscando eso vine. Y bucando a Alexis me fui al Bar de los Espejos. Peña Suazo y El Pollo estaban tocando y Alexis les dijo ‘es ella quien va a cantar ahora’. ¿Y qué canción canté? A mi manera. ¡Esa canción tiene una magia para mí…! ¡Creo que es hasta una señal para mí!

—Pocas veces uno logra hacer empatía con otras gentes. A ti hay muchos que te quieren. ¿A qué tu crees que se deba?

Yo creo que la gente no puede captar qué tan buena o qué tan mala yo sea. Sino, entiendo que la gente me ha aprendido a querer como soy. Lo auténtica que yo soy, y lo transparente y lo real. Real quiere decir que si una cosa no me gusta, pues no me gusta. Real quiere decir que si paro la música a mitad de la canción y digo “ay esto me gustó, vamos a repetirlo”, ese tipo de cosas ha hecho que la gente conecte conmigo.

Siempre digo que la vida es muy sencilla y nosotros la hacemos difícil. La gente está cansada de poses. Está cansada de lo producido. La gente se predispone. Entonces conmigo es más sencillo, y entre más sencillo, es más fácil de querer. ¡Digo yo!

—Otra cantante te ha criticado por que supuestamente no tenías el recorrido necesario para ganar el Soberano.

Yo respeto su opinión. Honestamente, se la respeto. Yo espero que el día que ella piense que me lo merezco también ella lo diga.

—Hace poco visitaste Cuba, ¿para qué fue esa visita?

Por ahí vienen muchísimas cosas con mi carrera en Cuba. El dúo humorístico de gran trayectoria, de Ulises Toirac y Otto Ortiz, es muy querido allá. Aquí apenas están comenzando. Así que estamos trabajando un espectáculo de humor, de amor y desamor, con músicos en vivo, un buen guión bajo la dirección artística de Raúl Martín.

Y vamos hacerlo aquí y allá. Lo vamos a traer aquí, queremos presentarlo en Bellas Artes en noviembre, llevarlo a Santiago, y luego nos vamos a Cuba a presentarlo en el teatro Karl Marx. Con Cuba tenemos un sinnúmero de planes. Estamos pensando grabar un disco allá, en vivo, una cosa espectacular, con muy buenos músicos y una buena selección que ya está casi lista. Vuelvo ahora a Cuba, y seguimos expandiendo los horizontes con el bolero.

—¿Qué cosa es Quisqueyanas?

Quisqueyanas es mi bebé. Es un espectáculo musical, pero más que todo eso es un reconocimiento a nuestras voces femeninas de baladas y boleros de los 80. Eso desapareció. Incluso a veces ha desaparecido del renglón de los premios. Esa idea casi la llego a realizar en Puerto Rico, porque la labor de la mujer en el arte se ha quedado un poquito atrás.

No sé qué tan difícil se nos haya hecho, y qué tan cansadas estemos de la lucha. Pero estoy aquí dispuesta a defender eso. Lo he estado haciendo. Y en Ñao, mi bar en la Ciudad Colonial, lo hago poco a poco con nuevas figuras. Quisqueyanas es la preparación de los nuevos relevos.

El agradecimiento a esas mujeres que hicieron la historia. Y un grato recuerdo para la gente de esa época. Es un trabajo social, que puedo aportarle al país después de tantos años viviendo fuera. Quisqueyanas es, para mí, mi gran obra.


Opiniones

Deja un comentario


Canción actual

Title

Artist

Background