El merengue ya es de todos

Escrito por el diciembre 12, 2016

La escena local cierra un año de mucha actividad. Artistas nacionales e internacionales hicieron lo suyo en los diferentes recintos. Por más resaca electoral que dejara el proceso político que terminó con la reelección en mayo del presidente y la vicepresidenta de la República, el público siempre se las ingenió para ver a sus artistas.

Sin embargo, más allá de lo que representó presenciar en suelo dominicano a estrellas internacionales que no dieron tregua o la agenda repetitiva de algunos locales o presenciar el fallecimiento de importantes figuras del arte, la noticia más impactante en el entretenimiento lo fue la declaratoria de UNESCO el 30 de noviembre, que convirtió al merengue en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde el pasado mes de noviembre.

La transcendencia de la noticia eclipsó el circo político y en la farándula se le bajó el perfil a la salida del “héroe”, del “gran” protagonista del “merengue”, el urbano Omega quien de nuevo se salía con la suya, tras ser favorecido con una libertad por adelantado. El embajador dominicano ante UNESCO, el cantautor José Antonio Rodríguez confirmaba la información, que también era corroborada por el Ministerio de Cultura.

El resultado del logro fue el fruto de la iniciativa de un grupo de expertos que en la gestión de José Rafael Lantigua, cuando ocupó el Ministerio de Cultura, decidió presentar la candidatura ante el órgano con sede en Francia. Merengueros y artistas que han logrado en diferentes géneros comenzaron a celebrar en las redes sociales.

Más allá de lo local
La disposición que convirtió en Patrimonio de la Humanidad a la música vernácula no pudo llegar en mejor momento. Hace unos meses, el maestro Ramón Orlando había vaticinado a DL que el género podría desaparecer en cinco años si no aparecía un relevo que posibilitara su renovación.

Unos lo consideraron como una afrenta. Desde el rey del merengue, Joseíto Mateo hasta Kinito Méndez, no hubo uno que lo secundara. Y a lo interno del denominado Merengueros Siglo XXI, ni hablar porque según supo DL poco faltó para que se lo “comieran vivo”.

Pese a los vaticinios y a que la música bandera nacional figura en la lista de las prioridades de las emisoras locales, sus principales líderes mantienen una agenda de trabajo atractiva que les permite amenizar bailes en el país y en el exterior.

De alguna manera la UNESCO le da un impulso al ritmo y su designación es un soporte vital para su proyección fuera del país, pero no será la tabla de salvación si no aparecen exponentes que desarrollen una labor que le de otro color.

Pese a un oscuro panorama que éste año se acentuó con la ausencia casi total del merengue de la programación de emisoras de radio y la sequía con la que concluyen el año las orquestas populares, figuras como Johnny Ventura, Héctor Acosta, Eddy Herrera, José Peña Suazo, Miriam Cruz, Milly Quezada y Juan Luis Guerra, son de los líderes que mantienen su vigencia por encima de las nubes grises.

La huella
El merengue nació con la creación de la República Dominicana. Así lo han establecido más de un investigador, los cuales en sus análisis han planteado la influencia foránea, hasta que logró su identidad.

Desde el sonido generado por instrumentos de cuerda, hasta llegar al acordeón que se acopló con la guira y la tambora para, con esa estructura hasta convertirlo en el merengue típico. La música popular no ha transitado por senderos sin escollos, pues tuvo más de un detractor precisamente por el contenido vulgar de sus letras. Uno de los que más lo combatieron fue el presidente Ulises Francisco Espaillat, que en 1875 se convirtió en un crítico acérrimo. Pero no pudo evitar su fuerza y poco a poco terminó imponiéndose.

El avance de la tecnología y las nuevas formas de hacer música llegaron y al merengue le tocó su parte. Se enriqueció con la incorporación de sesiones de metales y la creación de orquestas que marcaron una época.

Entre, otros, figuras como Luis Alberti (autor de Compadre Pedro Juan, primer merengue que se plasmó en el pentagrama), Joseíto Mateo, Papa Molina, Félix del Rosario, Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Dioni Fernández, Fernando Villalona, Sergio Vargas, El Conjunto Quisqueya, Cuco Valoy, Ramón Orlando, Milly Quezada, entre otros, son los que hicieron aportes trascendentales a la permanencia de la música popular.

Edis Sánchez, antropólogo
Edis Sánchez, antropólogo
”Mucha gente se entregó para que reconozcan a República Dominicana. Esta declaratoria vincula a tres gestiones en el Ministerio de Cultura. Comenzó con José Rafael Lantigua, siguió con José Antonio Rodríguez y culmina con la actual del ministro Pedro Vergés. Ahora la tarea es hacer un gran centro de acopio del merengue que bien podría reunirse en la Casa del Merengue”.

Fernando Casado, cantante e investigador
Fernando Casado, cantante e investigador
”El merengue nos identifica. Es la más auténtica expresión musical foklórica. Su sólida arqutectura socio-cultural le ha permitido asimiliar agresiones inevitales del tiempo, los avances de la tecnología y la presencia de ideas atrevidas. Formar parte de un grupo de personas a las que se nos requirió información en 2012 fue un honor porque era una iniciativa valiosa y al final lo logramos”.


Opiniones

Deja un comentario


Canción actual

Title

Artist